Los videojuegos también crean adicción

Sonia Caballero

“-Eh, tío, me voy para casa que me tengo que terminar de pasar el GTA V. -¿Te vas ya? Pero si estamos todos los amigos pasándolo bien y no has estado casi tiempo. -Lo siento, es que tengo que pasármelo ya y aquí estoy perdiendo el tiempo. ¡Hasta luego!”. Esta situación es ficción pero puede darse y, de hecho, se da. Jugar a los videojuegos está bien, claro que sí y desde Gamecraft Magazine lo defendemos, pero nunca hay que llegar al punto de la situación antes mencionada: los videojuegos también pueden convertirse en adicción. “Las consultas médicas de adolescentes adictos a los videojuegos ‘online’ se han triplicado en Catalunya en cinco años”, publicaba La Vanguardia el 14 de abril de este mismo año. Y es que cada vez son más los jóvenes que acuden en busca de ayuda profesional debido a este problema.

Otro problema añadido es que cada vez es más temprana la edad en la que los adolescentes sufren estas adicciones. “Con las facilidades que tenemos hoy en día para acceder a móviles, la media de edad de inicio cada vez es más baja“, señala Valentín Peláez Díaz, psicólogo. Si la edad media para empezar a jugar va bajando, también baja la edad media de adolescentes con problemas de adicción a los videojuegos. “Son muchos los niños que ya tienen su propio móvil en el que poder jugar”, añade Peláez.

Darse cuenta de que una simple afición ha traspasado la línea para convertirse en algo más serio no siempre es fácil, de hecho, la mayoría de las veces no es el afectado quien lo ve, sino sus familiares o amigos. Uno de los síntomas más claros de la adicción es que la persona muestra malestar cuando no está jugando. “Se debe diferenciar adicción de entretenimiento virtual. No es lo mismo ir a jugar una partida de FIFA con los amigos los viernes que sentirte muy mal por no poder jugar”, aclara Valentín Peláez. “La conducta pasa a ser un hábito, dejas de jugar una hora para jugar cuatro”, añade el psicólogo. Cuando se dejan de hacer cosas que se deben hacer o se dejan de lado las relaciones personales por jugar, se dan claras muestras de adicción a los videojuegos. Otro síntoma es el deterioro de las relaciones personales. Las personas adictas a los videojuegos pasan mucho menos tiempo con la familia y los amigos y se muestran ansiosos en las reuniones por no poder estar jugando. Asimismo, la pérdida de dinero también es una muestra de adicción a los videojuegos, ya que se piensa constantemente en comprarlos. Las personas que sufren adicción también suelen ver alterada su eficiencia en el trabajo o los estudios ya que dejan de dedicarle el tiempo necesario para invertirlo jugando. Además, muestran desinterés por las actividades que antes les gustaban realizar.

En la mayoría de los casos, tratar este problema es realmente difícil. “Muchos de los pacientes acuden en busca de ayuda simplemente por satisfacer a sus familiares, creyendo que están equivocados y que realmente no es un problema”, apunta Peláez. “Los pacientes tienen una sensación de falso control, piensan que pueden dejarlo cuando ellos quieran aunque realmente no sea así”, añade el psicólogo.

¿Cómo se trata?

Dependiendo del paciente se hará una terapia u otra. Valentín Peláez explica que la terapia cognitivo-conductual suele funcionar muy bien. En esta terapia el experto enseña al paciente una serie de técnicas para que afronte su problema y pueda mejorarlo hasta eliminarlo. “A nivel individual se hace un control de estímulos, esto consiste en evitar a toda costa aquello que te incite a jugar”, explica Valentín Peláez. Por lo general, la terapia coonductivo-conductual tiene una duración de entre seis u ocho meses, aunque, claro está, depende en gran medida del paciente: “Algunos pacientes faltan a las sesiones y esto, evidentemente, retrasa la terapia”, señala Peláez. Las personas en tratamiento por adicción a los videojuegos deben concienciarse de que no podrán volver a jugar, ya que podría ser posible una recaída.

Consejos útiles

Josep Matalí Costa, psicólogo clínico del Hospital Sant Joan de Déu da algunas claves que se deben seguir para una buena utilización de los videojuegos.

  • Poner la videoconsola en un lugar común de la casa y no en la habitación.
  • Compartir los ratos de juego. Es una actividad motivadora, ya que se comparten emociones y conoces mejor a la persona.
  • La duración del tiempo de juego se mide en periodos diarios y semanales. Hay que pactar el tiempo de duración. Es una buena idea que el jugador se ponga una alarma que le avise cuando debe terminar de jugar, así el enfado y la frustración no se paga con los de alrededor, sino con la alarma.
  • Autorregulación: el primer paso para ayudar a que una persona autorregule su tiempo de juego es hacerle ver y que sea consciente del tiempo que dedica a ello.

Valentín Peláez, psicólogo, también apunta que las personas de alrededor no deben prohibir el uso de la videoconsola, ya que con esto sólo consiguen convertirse en policías. “No puedes responsabilizarte de la conducta de otra persona. La conducta impuesta funciona muy pocas veces”, explica Peláez. “Lo mejor es que se aconseje y que no se culpabilicen de las recaídas. Es la persona la que tiene el problema y la que lo debe solucionar”, añade el psicólogo.

 

¿Hay videojuegos más adictivos que otros?

Los videojuegos que más posibilidades tienen de crear adicción son los llamados MMORPG, que son videojuegos multijugadores online de rol. Estos juegos ofrecen la posibilidad de crear un alter ego, de esta forma los jugadores pueden crear su yo ideal. Otro de los aspectos atractivos para los jugadores es que pueden crear comunidades de jugadores y  relacionarse mediante chats con los demás. Además, estos juegos no tienen un final propiamente dicho con lo cual dificulta más que el jugador pueda dejarlo.

En este tipo de juegos, la principal baza es conseguir objetos con los que mejorar tu personaje y esto también supone un alto atractivo para la adicción.

League of Legends (LoL)World of Warcraft (WoW)MinecraftCall of Duty Skyrim son los videojuegos que más se escuchan en las consultas por problemas de adicción, y es que todos ellos reúnen las condiciones perfectas para enganchar al jugador. Son millones las personas que juegan a estos videojuegos porque son muy buenos pero todos los jugadores debemos recordar que esto es una afición y que no hay mejor videojuego que la vida real.

Screen de World of Warcraft

 

Advertisements
Comments
One Response to “Los videojuegos también crean adicción”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] a niños, a jóvenes e incluso a los mayores, esa función que en exceso podría convertirse en una adicción. Pero, por otro lado, se encuentra su utilidad para enseñar, educar y rehabilitar. Sí, […]



Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: